Karla y Sandro - Jardín botánico

¡Feliz viernes! Espero que tengan planes para su fin de semana (y si son con la familia y la fotógrafa mejor ;) ) y que esta semana que acabó haya estado llena de bendiciones.

Hoy les vengo a compartir esta sesión de una linda pareja. Les conocí por primer vez el día de la sesión, Karla me contactó por medio de Facebook, allí conversamos y pude asesorarla para la sesión (vestuario, ideas, etc.) Es muy importante al momento de separar la fecha para la sesión también conversar acerca de las expectativas y de lo que hará de la sesión algo realmente especial.

Karla y yo coincidimos en algo: la espontaneidad, es mejor captar momentos especiales que recrearlos. Al principio de la sesión Sandro estaba un poco nervioso, eso suele pasar con los chicos… hasta que se dan cuenta que lo que más hacen en la sesión es besarse, abrazarse y decirse cosas para provocar risas. Después de las primeras fotos, el resto fue fácil.

Me gustó mucho el resultado de esta sesión, a pesar de que salimos picados por mosquitos enormes (tanto que salían en las fotos…) Karla y Sandro ahora disfrutan de sus fotografías donde pueden ver claramente el amor que se tienen.

¡Que viva el amor! Hasta la próxima.